Dejar un comentario

Acoso escolar: conflicto entre los estudiantes, maltratos de unos compañeros de clase

En las escuelas ocurren situación de maltratos que los mismo maestros y directores ignoran. Son episodios protagonizados por niños o adolescentes en contra de otros más débiles, siendo un acoso escolar (Bullying) reflejado en maltrato físico o psicológico, con el objetivo de que les tengan miedo y someterlo a la crueldad que muchos deciden. El acoso escolar implica una constante burla o agresiones y desprecio que hacen que la víctima se excluya socialmente.

El acosa resulta de la siguiente manera:

-Acoso físico: patadas, empujones, agresiones con todo tipo de objeto.

-Acoso verbal: la burla, el insulto, menosprecio en público y apodos.

-Acoso psicológico: crueldad de sometimiento, intimidación y golpe a la autoestima.

-Acoso virtual: el medio del internet es utilizado para subir videos y fotos de los compañeros de clase para ridiculizar, ofender y amenazar.

La psicóloga Mercedes Rivas trabajadora de la empresa Pintores expresa, que todos estos maltratos buscan crear en la victima una sensación de temor. El niño o adolescente agresor carece de empatía y algún tipo de distorsión cognitiva; esto explica que el agresor es incapaz para ponerse en el lugar del acosado y es insensible el sufrimiento de su víctima. Por otro lado, los maestros en las escuelas deben estar y alerta. Para ello, se refieren unos consejos para los educadores de niños que sufren bullying con objetivo que estén atento y cómo pueden ayudar al niño. Consejos prácticos.

  • No descuidar los pasillos a la hora del recreo y de estar algún niño aislado, ubicarlo rápidamente.
  • Observar detenidamente y tomar decisiones al detectar intimidación u hostigamiento por algún estudiante mayor a los más pequeños.
  • No permitir la divulgación de algún episodio en clase en la hora de recreo, muchos agresores lo hacen en forma de burlas.
  • Canalizar el por qué del ausentismo de niños que manifiesta no ir más a clase.
  • Investigar los cambios inexplicables como, por ejemplo: tristeza y poco comunicativo. O algunas evidencias físicas como: moretones, cortadas o rasguños.

Los educadores deben estar pendiente de los niños y adolescentes. El señor Pedro Gómez de la empresa Electricistas comenta, ciertamente que los maestros deben responsabilizarse, pero, los padres aún más. Hay actitudes y comportamientos que son indicadores que algo está pasando o que los niños no pueden explicar. Algunas situaciones como sus objetos dañados, quejas constantes del maestro, golpeado en varias ocasiones, se queja por ir al colegio, tareas incompletas, decir mentiras reiterada veces o cambios de humor. El acoso escolar también puede traer consigo problemas somáticos: dolores de cabeza y dolor de estómago. El señor Pedro Gómez de la empresa Electricistas manifiesta, que los medios de comunicación como la televisión deberán revisar sus contenidos violentos, para evitar la imitación de algunos dramas de programas poco aptos para los más pequeños. Algunos niños y adolescentes más astutos y con malicia, buscan copiar y dañar a otros. Lo ideal es entender que el acoso escolar es un problema social, que se debe abordar con responsabilidad.

Dejar un comentario

Hombres maltratados, una realidad silenciosa

Generalmente es un tema que los varones en los hogares de muchos países no quieren hablar “maltrato en casa, pero no se dice, es común que lo hagan algunas mujeres con ellos”, muchos investigadores y trabajadores sociales llegan a esta conclusión. Por qué ésta actitud, ciertamente es una forma de actuar el hombre porque necesita verse ante la sociedad como el varón de la casa, el que manda, provee y la mujer obedece; parece una incongruencia, el hombre asume una posición que lo coloca es desventaja ante el sexo femenino, permitiendo abusos de diferente índole.

La señora Matilde de la empresa Pintores manifiesta, que son actitudes que no deben estar presente si un matrimonio se trata de vivir en pareja Al convivir con alguien se debe respetar su espacio, no juzgar al otro tanto sus actuaciones o decisiones, validar los sentimientos del otro, comunicarse lo que incomoda, dejar ser al otro y no hacer nunca comparaciones con otra persona, el reto debe ser tanto para la mujer como para el hombre; edificar matrimonios saludables sin maltratos debe ser el objetivo. Por otro lado, el director comercial de la empresa Desatascos expresa, conozco muchos hombres maltratados que le temen a sus mujeres, que al llamarlo por teléfono salen corriendo y siempre justifican sus acciones como: espectáculos bochornosos en el trabajo, le parten los vidrios al carro con él dentro y algo que es más físico como las cachetadas o puñetazos.

Casos que para los que abordan la problemática de este abuso de las mujeres con los hombres, hombres con miedo y bajo autoestima. Asimismo, se creen que aquellos que aguantan estas situaciones son hijos de padres maltratados y siempre se repetirá esta historia sino se rompe el circulo vicioso de maltratos. Los especialistas comentan que un 90 % de los maltratos son evidenciado desde el punto de vista emocional como lo es el perverso dominio psicológico que la mujer aplica al hombre, a través de amenazas de irse dejarlo, no dejarlos ver sus hijos, o peor aún golpearse y culpar al hombre de los hechos de maltratos.

Así pues, la mujer maltratadora tiene algunas características: aprendió a defenderse del hombre porque fue maltratada, es menor o mayor al hombre, tiene dinero en abundancia y tiene una profesión o cargo superior al hombre y en resumen se impuso cómo un hombre en casa con un machismo transportado por alguna generación.

A veces, los hombres poseen una actitud de sumisión y amor enfermizo a su pareja y dejan que las situaciones de maltratos vayan en aumento y no se deciden a denunciar. Por otro lado, no es fácil que un hombre denuncie por aquello de la cultura machista, cultura que venden los medios de una comunicación social; por aquello del sexo fuerte. Además, de todo lo anterior el temor de perder la pareja y quedar solo en su vida. La soledad en el hombre es más avasallante para ellos; les cuesta salir de esa situación tan deprimente y nostálgica para ellos.

Dejar un comentario

Cómo proteger a los niños de los enchufes

Si los enchufes que no se encuentran en buen estado pueden ser un peligro constante para los adultos, no es difícil creer que sobre todo los niños pueden correr riesgo cuando están cerca de ellos, así que vamos a enseñarte una serie de consejos que creemos que pueden ser de relevancia en este tipo de situaciones, para evitar problemas.

Lo importante del caso es que verás que tomando apenas una serie de precauciones más bien sencillas, conseguirás realmente evitar algunos de los problemas principales que tienen los enchufes, y por ende, mantener a tus pequeños protegidos.

Lo primero que tienes que tener en cuenta en este sentido es que como nuestros electricistas profesionales bien comentan, lamentablemente el sitio más peligroso para un pequeño es el que debería ofrecerle la mayor seguridad posible: su casa.

Lo que sucede es que a veces los adultos perdemos de vista que las instalaciones electricistas de nuestra vivienda no se encuentran en las mejores condiciones, y en lugar de tomarnos la molestia de llamar a un profesional matriculado para que las revise y eventualmente repare sus problemas, buscamos soluciones alternativas que no ayudan en nada.

Consejos para proteger a los pequeños de los enchufes

Lo primero que tienes que tener en cuenta si quieres que tus hijos no sufran las consecuencias de un enchufe o instalaciones eléctricas en mal estado, es que no tienen que quedar cables sueltos ni ningún elemento que pueda llamarles la atención.

De hecho, recomendamos en este sentido que no propongas de ninguna forma interés en las conexiones eléctricas a los pequeños de la casa, ni intentes manipularlos en su presencia, ya que muchas veces van a actuar por imitación, y podemos terminar provocando un inconveniente

Siempre que en la vivienda haya aparatos enchufados que sabes que no se van a utilizar por mucho tiempo, nuestro consejo es que te tomes la molestia de desconectarlos, de forma que no haya posibilidad de que los pequeños jueguen con ellos.

Tampoco es una mala idea instalar en tu vivienda los famosos enchufes protegidos, también conocidos como disimuladores o protectores de enchufes, y si no puedes hacerlo sólo, debes llamar a nuestros electricistas profesionales matriculados que te brindarán la atención que necesitas en estos casos para contar con ellos en todos tus ambientes.

Luego, las conexiones múltiples son otra de las cosas que debes evitar en tu vivienda siempre que quieras estar completamente seguro de que tus niños estarán a salvo de cortocircuitos o descargas.

A su vez, si tienes aparatos con cables pelados o enchufes deteriorados conviene que te deshagas de ellos y los reemplaces por otros nuevos, ya que es la mejor forma de luego no tener que estar pendientes de todo lo que hacen nuestros pequeños.

Y más allá de esta serie de consejos que creemos que podrían serte de enorme ayuda, tienes que saber que siempre pero siempre lo mejor es que un electricista profesional analice el estado en el que se encuentran tus instalaciones, motivo por el cual vamos a recomendarte que si te hallas en esta situación, nos llames, para brindarte asesoramiento personalizado inmediato.

Dejar un comentario

Maltratos en la tercera edad

La tercera edad en las personas llega de una forma diferente a cada una, en este tiempo el cuerpo es sensible en comparación a los otros años que han dejado detrás. Este grupo de personas son dependiente de sus familiares para realizar muchas actividades básicas en el día; aunque hay adultos mayores que aún poseen autonomía para tomar decisiones con sus acciones propias. En el tema del maltrato al adulto mayor se percibe más de la mano de familiares cuidadores o quién asumió esta responsabilidad; estos malos tratos son considerados por expertos como fenómeno doméstico, por el hecho de que cómo se explica esta rara situación humana de tratar con desprecio o lastimar a esos abuelos o ancianos que lo dieron todo por sus hijos, nietos y demás miembros de la familia.

Son muchos los casos de abuso y de negligencia del cuido a un anciano que requiere la atención de organismo sociales de una sociedad; donde miles de denuncias son hechas según investigaciones geriátricas que va desde una agresión o violencia física hasta la afectación psíquica y moral de una persona. Una recepcionista de Desatasco comentó sobre el tema y relató que conocía de una abuela y un abuelo que vivían con un nieto de 20 años de edad en la misma zona donde ella tiene su residencia y los ancianos se encontraban en situación de abandono y con aspecto de desnutrición. Asimismo, manifiesta que lo trabajadores sociales deberían estar más atento a este caso, sin embargo, se cree que es mucha carga para una persona muy joven. Se evidencia que hay que estar alerta antes indicios como: cambio de apariencia física, deshidratación, aislamiento y soledad en personas mayores.

Es una realidad  recurrente en muchos países del mundo, se conocen testimonios de personas mayores jubilados de la empresa Cerrajeros en el que uno de ellos narró un suceso donde una abuela con discapacidad física sentada frente a una mesa de un restaurante estaba acompañada de su hijo y éste la obligaba a comer de forma ruda. Con la suerte para la abuela que en el mismo restaurante existía un médico de atención primaria que le recomendó al hijo tener más paciencia para el cuido de su madre. ¡Una madre denunciaría a un hijo!, es una expresión de María una jubilada de la empresa Cerrajeros, continúa diciendo; es que el amor hacia un hijo no permite eso y por otro lado el temor de ser abandonada es un miedo agobiante en la vejez o tener que ser ingresada a un centro geriátrico.

La reflexión final para mejorar la calidad de vida de un grupo poblacional envejecido es vivir con plenitud de la mano de sus seres queridos, conversar con ellos ya que le satisface su ego cuando son escuchado, no interrumpir su sueño con escándalo en el hogar, saber que le gusta, entretenerlos con actividades recreativa, cuidar su alimentación, llevarlos al médico periódicamente y si es posible practicar un deporte. Envejecer es un tiempo donde el caminar va de la mano de la experiencia vivida; ser viejo es un placer ante la vida.

Dependencia emocional

La dependencia emocional suele ser uno de los motivos habituales para la consulta con los psicólogos, afecta tanto a mujeres como hombres, con los segundos normalmente negándolo por vergüenza, pero esto solo hace que el problema se agrave. La dependencia emocional se trata de un problema de adicción de afecto, esta dependencia no se debe a razones económicas ni materiales, sino a necesidades de amor, y suele ser normalmente con la pareja, ya que quien la padece son personas con muy baja autoestima y con un miedo gigantesco a la soledad, que simplemente no imagina su vida sin una pareja. Carlos Antúnez, trabajador, tenía un familiar que padecía de esta dependencia emocional.

Algunas de las características del dependiente son que normalmente buscan parejas de carácter fuerte, dominante, egoísta y posesivo, para que tengan cierto control sobre él y sentirse atendidos. Generalmente piden perdón por cosas que ni ha hecho, tan solo porque su pareja “lo quiera”. Viven por y para la pareja, poseen baja autoestima y se critican demasiado a sí mismos.

Habitualmente, discuten con amigos y familiares que le quieren hacer ver al dependiente que la relación con su pareja le hace mal y que incluso existe el maltrato, pero sólo logran que el dependiente se enfrente a ellos, ya que para el dependiente su pareja es superior a todos y puede hasta llegar a pedirles un trato especial para él o ella. Este problema puede tener como consecuencia hasta que el dependiente renuncie el trabajo simplemente por satisfacer a su pareja. Carlos Álvarez, trabajador perdió una amistad de años con su mejor amiga por hacerle querer ver que sufría de esta dependencia emocional.

Cabe destacar que para poder ser atendidos por psicólogos y salir de este problema, el dependiente debe aceptar que padece de dependencia emocional, paso que será sumamente difícil, ya que el siempre tendrá excusa para justificar su comportamiento. Las terapias deben ser iniciadas con voluntad propia para ser culminadas con éxito. María Atencio, empleada de cerrajeros en San Vicente del Raspeig padeció de esta dependencia y aceptó por si sola ir a terapias.

Consejos para actuar en caso de maltrato contra la mujer

Cuando nos encontramos en casos de violencia doméstica o en los casos de violencia de género, sin ser la víctima o el victimario, simplemente siendo testigo del mismo, muchas veces no sabemos cómo reaccionar a tales situaciones, y es por ello que este articulo está enfocado en darte ciertos tips para que tú puedas actuar correctamente cuando estés en presencia de un caso de maltrato en contra de una mujer, seas hombre o seas mujer, estos consejos son para ti.

  • El diálogo es uno de los aspectos más importantes a la hora de estar en presencia de maltrato de género, normalmente actuamos de manera indebida y precipitada, llegando incluso a agredir físicamente cuando intentamos en un principio evitar la agresión, así que como primer consejo, acércate dialogando, haz sentir tu presencia con una fuerte voz
  • Trata de buscar a un órgano de protección u órgano policial, para esos casos donde seas testigo del maltrato en contra de la mujer al aire libre y en público.
  • Si estás solo como un testigo del maltrato trata de buscar complicidad de testigos, pues con la existencia de otra persona que pueda corroborar tu versión como testigo es muchísimo más fácil para los organismos legales proceder como es debido e imponer las penas correspondientes al caso.
  • Solo en los casos en los que seas agredido, usa la defensa personal, es conveniente solo tratar de inmovilizar a la persona, no realizar un ataque que ocasione daños físicos, porque esto se puede convertir en problema para ti.
  • Si sientes que una persona cercana a ti está siendo víctima de maltrato, trata de convencerla que vaya contigo a los órganos de protección para poner la denuncia y quedar con algún precedente del incidente, si esa persona no lo quiere hacer, tu eres libre de ir a esos organismos y poner la queja, de igual forma quedará en sus registros para posibles procedimientos posteriores.

Recuerda que en estos casos el consejo principal y más importante para combatir el maltrato en contra de la mujer, es la denuncia, porque la denuncia es la que marcará un precedente para posibles defensas en contra de estos actos, cambiar la cerradura de tu casa también ayudará, como han hecho muchas mujeres en la zona de Levante, donde cerrajeros 24h Benidorm ayuda a que ese trago no sea tan amargo como puede que lo sea normalmente en estas situaciones, una cerradura nueva hará que el atacante o la atacante no pueda acceder al hogar de la maltratada.

Fiestas patronales y acoso sexual

Las fiestas de los pueblos y ciudades son risas, música diversión. Pero en los últimos tiempos son también acoso y agresiones. Una moda lamentable a la que es difícil ponerle freno y que, lejos de disminuir, parece que aumenta, a pesar de las medidas que las administraciones intentan poner en marcha a la presión policial.

Un ejemplo conocido es el de las fiestas de San Fermín. Años anteriores se denunciaron situaciones de acoso abusos como lo hicieron los www.electricistasvallecas.com.es. En 2016 hemos tenido que escuchar la terrible violación sufrida por una chica, violación a cargo de cinco hombres que no solo la forzaron, sino que lo grabaron y se vanagloriaron de ello ante sus amigos. Fue el más sonado, pero no el único acto violento contra las mujeres que se denunció en las fiestas de Pamplona.

Pero esta es solo una muestra. El problema se ha extendido como la pólvora y de tocamientos nada inocentes aprovechando una oleada de gente se ha pasado a abusos graves y violaciones en muchos pueblos de la geografía nacional. Y lo que se conozca tal vez solo sea la punta del iceberg, porque muchas de estos abusos, especialmente los menos graves no llegan a denunciarse.

A veces el alcohol o las drogas sirven de acicate. A veces es la simple impunidad que da estar rodeado de miles de personas que no se fijan en lo que ocurre alrededor o que incluso sirven de parapeto. No importa, por separado a unidos son aspectos que no sirven de excusa, pero que sí hacen que este tipo de conductas reproblables y delictivas se repitan sin descanso.

Se ha incrementado la vigilancia policial, se han puesto puntos de atención, hay voluntarios que se mueven por las fiestas y que pretenden ser punto de apoyo para posibles víctimas, se han hecho campañas de concienciación… El lema es tolerancia cero contra los agresores, algo se ha conseguido en los últimos meses, pero lo cierto es que aún queda mucho camino por delante para conseguir que las fiestas patronales sean lo que tienen que ser: solo una diversión sana y pacífica.

Malos tratos en las parejas de jóvenes

Esos jóvenes que se echan su primer novio o novia en la adolescencia, o que deciden tener una pareja en su más tierna juventud, se enfrentan a un marco humano de interrelación más complejo de lo que pueda parecer. Obviamente, la relación se desarrolla en unas edades muy cortas, donde los jóvenes no tienen el suficiente armazón intelectual y cognitivo como para hacer frente a determinadas situaciones.

Así, el control de un miembro de la pareja a otro puede a veces manifestarse en forma de violencia verbal o incluso física. Hay que tener bien presente que hay muchos tipos de maltrato; por ejemplo, prohibir a tu compañero o compañera que haga uso con total libertad de su teléfono móvil por tema de celos o prohibir que se junte con unas determinadas amistades ya supone un principio de maltrato.

Estas parejas de jóvenes suelen no estar preparadas para enfrentarse al rechazo, a los celos, a la distancia, al desamor. Ello puede derivar en insultos, imposiciones, acosos, maltrato físico, depresiones… e incluso otros escenarios más delicados aún. Es importante, desde el núcleo familiar y desde los centros educativos, concienciar sobre la vida en pareja y las relaciones de los más jóvenes. Ellos deben comprender –el maltrato suele producirse por lo general del varón a la hembra- que ninguna mujer tiene dueño y que la decisión de ella es libre; preparar al joven para la frustración y educarlo para que reaccione de forma civilizada y cabal ante la decepción será el primer paso hacia el éxito.

No obstante, en la propia rutina de trabajo se producen múltiples formas de violencia y de malos tratos. Que la familia del acosador no se ponga de su parte también será trascendental, pues abundan los casos, por ejemplo, en los que si la chica decide abandonar al chico la familia de éste la culpa a ella y refuerza así prácticamente cualquier actitud malévola que él pueda emprender. Por supuesto, la principal pócima ante esta enorme problemática siempre será la educación. Mucha educación procedente desde todos los ámbitos que rodean la pubertad.

Joven, buena alumna y de buena familia: la víctima perfecta

No es el título de una película de terror, es una terrible realidad. Una realidad que cada vez sufren más estudiantes y que se ha hecho tristemente famosa en los últimos años: el acoso escolar a través de las redes sociales mediante el uso de dispositivos electrónicos.

Porque todo evoluciona, también la violencia escolar, que ha encontrado en internet y en los dispositivos electrónicos un manera fabulosa de crecer y extenderse. Para desgracia de las víctimas, cuyo escarnio es cada vez más público, más explícito y mucho más doloroso.

Un reciente estudio sobre el acoso escolar a través de dispositivos electrónicos ha revelado datos terribles sobre esta práctica. Nada menos que el 70 por ciento de quienes la sufren son chicas, acosadas por otras chicas. ¿El perfil de la víctima? Adolescente de alrededor de 14 años, que vive en una familia normal sin problemas y que, además, va bien en los estudios. En cuanto al método elegido para acosarla humillarla: el WhatsApp es el rey. Pero no es la única vía, cualquier red social es perfecta y últimamente se ha puesto muy de “moda”, el Snapchat, donde colgar mensajes cortos que en unos minutos desaparecen sin dejar huella.

Los acosadores casi siempre pertenecen al mismo centro escolar, son del mismo sexo que la víctima y es muy habitual que hayan sido amigos de ella. Niños a los que les mueve la venganza por los aspectos más variados.

En cuanto a las consecuencias del ciberacoso, son evidentes y conocidas: desde episodios de ansiedad a un alarmante descenso del rendimiento escolar o medidas mucho más drásticas y terribles.

Pero hay una realidad que debe llevar a meditar y a actuar en consecuencia, es la edad cada vez más temprana a la que empieza el ciberacoso. Como media, se estima que los niños reciben su primer móvil con 12 años, pero los hay que ya disponen de él mucho antes, con apenas ocho o nueve años, lo que significa que el uso del dispositivo como herramienta de acoso cada vez es a más temprana edad. Poner, por ello, límites es esencial.

Para una buena seguridad tambien aconsejamos las previsiones para evitar robos y que su familia se encuentre en perfectas condiciones

La violencia doméstica contra hombres: una verdad que se esconde entre los prejuicios.

En el mundo existen diversos tipos de maltrato, constatados y penados por cada legislación, entre ellos los más sonados son, el maltrato en contra de la mujer, el maltrato en contra de los niños e incluso tenemos en tercera posición al maltrato en contra de los animales, sin embargo existe un tipo de maltrato el cual la sociedad deslinda del hecho de que esto pueda ser considerado como tal, tomando en cuenta la premisa de los casos anteriores, la subjetividad es la clave para denotar dicha conducta, es decir, el tipo de individuo considerado como víctima en los casos es el que denota el tipo de maltrato, pero nos hacemos esta pregunta ¿existe el maltrato en contra del hombre en el hogar?

Así como en su homónima la compañía sí cree que puede haber problemas de maltrato en contra de los hombres y por eso ofrecen tecnología de punta en sus cerraduras.

El asesinato tiene muchas facetas ocultas, según análisis de los últimos 6 años, muchos hombres han sido asesinados teniendo como victimarias a sus esposas, novias o exnovias, tal vez no suene algo común, pero estos casos son reales, en el año 2011 siete sujetos perdieron la vida por padecer de este fenómeno social, el número es sumamente bajo en comparación con otro tipo de maltratados, pero no por ello se debe negar su existencia. están al tanto de la situación y hacen campañas de conciencia para alertar a la población.

Según el psicólogo Iñaki Lajud esta conducta es patológica por parte de las mujeres, ya que un porcentaje amplio, resultado de un estudio realizado estableció que las mujeres que han sido víctimas del maltrato, bien sea de niñas o ya de adultas por sus parejas, tienden a ser más violentas con sus nuevas parejas. Cuesta creerlo pero son cada vez más los casos de violencia domestica reportados por hombres, en el año 2011 de más de 5 mil reportes de este tipo, un 25% de esa cifra eran denuncias contra mujeres que maltrataban a sus parejas.

Los síntomas de esta conducta son muy poco percibidos por las víctimas, a las cuales se les juzga y también se les presentan prejuicios por parte de la sociedad que lo rodea, las humillaciones, los maltratos psicológicos, el anularte como persona frente a tu propia familia, son algunas de las conductas presentadas en estos casos, sin mencionar la violencia física.

La conciencia al respecto de estos casos es bastante escasa, debido al bajo número presentado por denuncias de las propias víctimas a las cuales por prejuicio social se les hace bastante difícil admitir que sufren de violencia doméstica.

Para trabajos de fontaneria urgente puede contactar con esta empresa de profesionales