Dependencia emocional

La dependencia emocional suele ser uno de los motivos habituales para la consulta con los psicólogos, afecta tanto a mujeres como hombres, con los segundos normalmente negándolo por vergüenza, pero esto solo hace que el problema se agrave. La dependencia emocional se trata de un problema de adicción de afecto, esta dependencia no se debe a razones económicas ni materiales, sino a necesidades de amor, y suele ser normalmente con la pareja, ya que quien la padece son personas con muy baja autoestima y con un miedo gigantesco a la soledad, que simplemente no imagina su vida sin una pareja. Carlos Antúnez, trabajador, tenía un familiar que padecía de esta dependencia emocional.

Algunas de las características del dependiente son que normalmente buscan parejas de carácter fuerte, dominante, egoísta y posesivo, para que tengan cierto control sobre él y sentirse atendidos. Generalmente piden perdón por cosas que ni ha hecho, tan solo porque su pareja “lo quiera”. Viven por y para la pareja, poseen baja autoestima y se critican demasiado a sí mismos.

Habitualmente, discuten con amigos y familiares que le quieren hacer ver al dependiente que la relación con su pareja le hace mal y que incluso existe el maltrato, pero sólo logran que el dependiente se enfrente a ellos, ya que para el dependiente su pareja es superior a todos y puede hasta llegar a pedirles un trato especial para él o ella. Este problema puede tener como consecuencia hasta que el dependiente renuncie el trabajo simplemente por satisfacer a su pareja. Carlos Álvarez, trabajador perdió una amistad de años con su mejor amiga por hacerle querer ver que sufría de esta dependencia emocional.

Cabe destacar que para poder ser atendidos por psicólogos y salir de este problema, el dependiente debe aceptar que padece de dependencia emocional, paso que será sumamente difícil, ya que el siempre tendrá excusa para justificar su comportamiento. Las terapias deben ser iniciadas con voluntad propia para ser culminadas con éxito. María Atencio, empleada de cerrajeros en San Vicente del Raspeig padeció de esta dependencia y aceptó por si sola ir a terapias.