Dejar un comentario

Hombres maltratados, una realidad silenciosa

Generalmente es un tema que los varones en los hogares de muchos países no quieren hablar “maltrato en casa, pero no se dice, es común que lo hagan algunas mujeres con ellos”, muchos investigadores y trabajadores sociales llegan a esta conclusión. Por qué ésta actitud, ciertamente es una forma de actuar el hombre porque necesita verse ante la sociedad como el varón de la casa, el que manda, provee y la mujer obedece; parece una incongruencia, el hombre asume una posición que lo coloca es desventaja ante el sexo femenino, permitiendo abusos de diferente índole.

La señora Matilde de la empresa Pintores manifiesta, que son actitudes que no deben estar presente si un matrimonio se trata de vivir en pareja Al convivir con alguien se debe respetar su espacio, no juzgar al otro tanto sus actuaciones o decisiones, validar los sentimientos del otro, comunicarse lo que incomoda, dejar ser al otro y no hacer nunca comparaciones con otra persona, el reto debe ser tanto para la mujer como para el hombre; edificar matrimonios saludables sin maltratos debe ser el objetivo. Por otro lado, el director comercial de la empresa Desatascos expresa, conozco muchos hombres maltratados que le temen a sus mujeres, que al llamarlo por teléfono salen corriendo y siempre justifican sus acciones como: espectáculos bochornosos en el trabajo, le parten los vidrios al carro con él dentro y algo que es más físico como las cachetadas o puñetazos.

Casos que para los que abordan la problemática de este abuso de las mujeres con los hombres, hombres con miedo y bajo autoestima. Asimismo, se creen que aquellos que aguantan estas situaciones son hijos de padres maltratados y siempre se repetirá esta historia sino se rompe el circulo vicioso de maltratos. Los especialistas comentan que un 90 % de los maltratos son evidenciado desde el punto de vista emocional como lo es el perverso dominio psicológico que la mujer aplica al hombre, a través de amenazas de irse dejarlo, no dejarlos ver sus hijos, o peor aún golpearse y culpar al hombre de los hechos de maltratos.

Así pues, la mujer maltratadora tiene algunas características: aprendió a defenderse del hombre porque fue maltratada, es menor o mayor al hombre, tiene dinero en abundancia y tiene una profesión o cargo superior al hombre y en resumen se impuso cómo un hombre en casa con un machismo transportado por alguna generación.

A veces, los hombres poseen una actitud de sumisión y amor enfermizo a su pareja y dejan que las situaciones de maltratos vayan en aumento y no se deciden a denunciar. Por otro lado, no es fácil que un hombre denuncie por aquello de la cultura machista, cultura que venden los medios de una comunicación social; por aquello del sexo fuerte. Además, de todo lo anterior el temor de perder la pareja y quedar solo en su vida. La soledad en el hombre es más avasallante para ellos; les cuesta salir de esa situación tan deprimente y nostálgica para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *