Homosexuales maltratados por la sociedad

En la sociedad actual todavía se siente y se palpa la discriminación a ciertas realidades individuales como lo son: nivel socio económico, nacionalidad, géneros, profesiones y lo que ocupa éste artículo los homosexuales. Son muchas las situaciones de agravios, humillaciones y vejaciones que viven casi a diarios individuos que tiene preferencias sexuales por otros individuos del mismo sexo. En oportunidades han sufrido insultos y mal tratos físicos en los espacios público por personas intolerantes, obtusa y de calidad humana disminuida.

En varios contextos ocurren maltratos a este grupo de homosexuales, donde el sentido común y la empatía pierde toda racionalidad para estos seres humanos que merecen respeto, solidaridad y consideración como a cualquier persona que integra una comunidad. El hecho de que todos no somos idénticos físicamente y al igual que nuestros pensamientos, emociones, decisiones y preferencias; se puede convivir con seres diferentes a nosotros y con la mejor actitud.

María Da costa responsable del personal de la empresa Cerrajeros manifiesta, es cuestión de cultura y del país donde habitan. Expresa, que en un tiempo vivió en el país Marrueco; donde los bisexuales y las lesbianas permanecían ocultos y con ganas de huir de ese país, ya que eran perseguidos para encarcelados con condena de más de 5 años contemplado en las leyes constitucionales. Me pareció increíble que los padres de los homosexuales en Marrueco se sienten avergonzados y culpables por haber dado vida a seres como ellos; es donde uno se pregunta ¿si no son aceptados por sus padres? ¿Quién lo aceptarán, lo que querrán y respetarán?

Asimismo, se agrega a este apartado un ingeniero de la empresa Fontaneros donde declara, que en el ámbito laboral ocurre mucha persecución a los empleados gays y son muy cuestionados por sus jefes inmediato. Cuenta que en el trabajo anterior tenía un compañero homosexual que era muy emprendedor, eficiente en la entrega de sus trabajos; podría ser que producía un ambiente de envidia a nivel profesional. Todos estaban enterados su condicional natural y de preferencia sexual y sin embargo no respetaban, en las fiestas siempre se burlaban y comentaban chistes sobre escenarios homofóbicos, lo que obligaba a despedirse de la fiesta evitando problemas.

Algunos especialistas sobre el tema en cuestión refieren que es un gran problema que atenta contra el libre albedrío de amarse y la libertad de expresión de manifestar sus preferencias sexuales. Lo que no se puede entender por qué las comunidades legalmente constituidas a nivel mundial en defensa a los homosexuales siguen permitiendo malos tratos. Es necesario y debe ser urgente revisar los códigos penales de todo el mundo para que los bisexuales, lesbianas y transexuales tenga los mismos derechos que los heterosexuales a una vida sin violencia, con oportunidades de participación en todos los espacios y sobre todo que cada uno de ellos sean respetados.

Viejos tiempos, todo ha evolucionado y las mentes de los ciudadanos deberán ser más abiertas y consensuadas para un mundo sin creencias absurdas, sin tabús y con ciudadanos más unidos y productivos. ¡Respetemos a las personas con preferencias sexuales distintas!